Cargando

édemar

édemar Agua de Mar

Leyenda

Según una vieja leyenda escandinava, el mar es salado porque en alguna parte del fondo del mar hay un molino mágico que se hundió junto con el barco del rey Mysing y que muele sal sin parar.

Propiedades del Agua de Mar

Desde antaño, el agua de mar ha sido utilizada por los habitantes de las zonas costeras para cocinar, el mantenimiento de la higiene personal y el tratamiento de enfermedades. Los marineros la utilizaban para cocinar, como cicatrizante y desinfectante de heridas. También se trataba con ella enfermedades pulmonares y dermatológicas y había pacientes que se trasladaban a zonas costeras en las cuales dichas enfermedades mejoraban notablemente.


¿Por qué Agua de Mar?

Del mar procede la vida, en él se gestó y se gesta la vida de infinidad de seres vivos, contiene la síntesis perfecta de los elementos conocidos, es como un elixir, podemos utilizarla para cuidarnos e incluso curarnos.

Su composición química es muy similar al plasma sanguíneo, por ello es tan beneficiosa para los seres vivos. Ahora bien, como todo, no debemos tomar más de lo que nuestro cuerpo pueda soportar, debemos tomarla con mesura, utilizándola para cocinar y así mineralizar nuestra comida o bebiéndola diluida con agua mineral natural (isotónica) o en forma hipertónica en el caso que de necesitemos reponer a nuestro cuerpo de algún exceso físico, regularizar el tránsito intestinal, o para curar o cicatrizar alguna herida.

En definitiva, consumir agua de mar directamente o a través de la cocina, debería ser un hábito más para nosotros.

Beber agua de mar controladamente es beneficioso para nuestra salud al ser un excelente nutriente, que contiene la mayoría de los minerales de la tabla periódica.

En la cocina mantiene el sabor original de los alimentos e incluso los realza y mejora, además de mineralizarlos de manera natural, sustituyendo a la sal común de una manera sana.


Cuídate con édemar

Puedes cuidarte con édemar, utilizándola para desinfectar heridas superficiales, curar pequeñas heridas e infecciones de la boca, como descongestionante nasal, para mantener un tránsito intestinal regular e incluso restituir los minerales perdidos en actividades deportivas intensas y esfuerzos físicos.

Faringitis, rinitis, laringitis o anginas, hacer gárgaras dos o tres veces al día con agua de mar contribuirá a desinfectar las vías respiratorias acelerando la curación.

Obstrucción por mucosidad, hacer irrigaciones nasales respirando el agua de mar de un pulverizador o una jeringa, procurando que llegue lo más profundo posible.

Prevención de caries, curación de aftas (llagas), inflamación de encías, acumulación de sarro, debido a sus propiedades cicatrizantes nos ayuda a que posibles heridas de la mucosa bucal se curen más rápido. Además, si después de hacer el enjuague nos la vamos tragando poco a poco nos ayudará a controlar el mal aliento.

Reducción del apetito, se aconseja beberla un cuarto de hora antes de las comidas, facilitando así una reducción del apetito, de esta forma, manteniendo una dieta equilibrada podemos ayudar a controlar nuestro peso.


¿Por qué édemar?

Recogemos el agua en el Parque Natural Cabo de Gata, Joya del Mediterráneo, de origen volcánico y espacio protegido marítimo-terrestre de mayor superficie y relevancia ecológica de todo el Mar Mediterráneo Occidental Europeo, donde el agua se mantiene limpia y con una composición constante gracias a las corrientes marinas, fuera del alcance de puertos, depuradoras, tráfico marítimo y todo aquello que pueda alterar la calidad del agua de mar.


Elementos Esenciales

Mineral Valor (mcg/l)
Cinc 156.32
Cobre 0.60
Cromo < 0.13
Hierro < 11.03
Manganeso < 0.53
Selenio < 1.23

Composición

Encontramos en el agua de mar la mayoría de los elementos conocidos de la tabla periódica, en cantidades y formas variables.

Elementos No Esenciales

Mineral Valor (mcg/L)
Boro 2,429.45
Estroncio 7,265.95

Captación

La extracción de édemar se realiza a ochocientos metros de la costa a una profundidad de 15 metros y a una distancia de siete metros del fondo marino para así evitar los lodos marinos.

Filtrado

Después del proceso de captación, se deja reposar el agua durante un tiempo con la finalidad de que decante y pierda las posibles arenas y algas que hayan podido ser arrastrados durante el proceso de captación. Posteriormente tras aproximadamente una semana, el agua es sometida a micro filtrados en frío, después de estos procesos es trasladada a la planta de envasado. Una vez en la planta de envasado se somete al último micro filtrado en frío previo a su envasado.